Casos en que se sigue el procedimiento ordinario en lugar del abreviado aunque se pague la multa de tráfico

Casos en que se sigue el procedimiento ordinario en lugar del abreviado aunque se pague la multa de tráfico


Existen ciertos casos en que el conductor infractor no se podrá beneficiar de las ventajas del procedimiento abreviado en materia de multas de tráfico y se tendrá que seguir el procedimiento ordinario. ¿Cuáles son los casos en que se sigue el procedimiento ordinario en lugar del procedimiento abreviado aunque se pague la multa de tráfico?

Esto es lo que nos ha consultado José Antonio hace unos días e intentaremos resolverle en este articulo…

– Pregunta: «Buenos días. Hace una semana, un amigo electricista me habló sobre lo fácil que era instalar un inhibidor de frecuencia para evitar los radares y me puse a investigar por intenet y como eran bastante baratos, me compré uno y me lo instale el fin de semana.

Hace un par de días, volviendo de la discoteca, la Guardia Civil me paró para hacerme un control de drogas y encontraron mi inhibidor antiradar de frecuencias.

Drogas no encontraron (ya que no consumo), pero me pusieron una multa muy grave por llevar instalado el antiradar.

También me informó el Guardia Civil que no cabía en este tipo de multas el procedimiento abreviado.

¿Podéis explicarme que significa eso? Muchas gracias.»

– Respuesta: Existen ciertas infracciones de tráfico que no seguirán el procedimiento abreviado sino el ordinario. Esta circunstancia viene regulada en el artículo 93.2 RDL 6/2015 que indica las infracciones concretas que seguirán exclusivamente por el procedimiento ordinario y son las siguientes:

a) Conducir vehículos con dispositivos  encaminados a eludir los sistemas de vigilancia de tráfico como antiradares, inhibidores de frecuencia o similares.

b) Incumplir con la obligación de identificar al conductor infractor verazmente.

c) Hacer obras en la vía sin autorización o manipular (alterar, eliminar, ocultar,…) la señalización de la vía.

d) No poner la señalización de obras en la vía o hacer de forma incorrecta creando un peligro grave.

e) No cumplir con la normativa que regule la actividad industrial que afecten a la vía.

f) Instalar antiradares o dispositivos similares en vehículos.

g) No cumplir con la normativa sobre el régimen de autorización y funcionamiento de centros de enseñanza y formación y acreditación que afecten a la calificación de profesores, a los vehículos usados en los centros de formación o cualquier otro que suponga un peligro para la seguridad conduciendo o que impida la inspección y control de los mismos.

h) Causar daños a la vía cuando no se tenga autorización administrativa o se haya incumplido las condiciones de esta autorización.

En todos estos casos arriba expuestos, se seguirá exclusivamente el procedimiento ordinario que, a la práctica equivale a decir que no disfrutaremos de las ventajas del procedimiento abreviado, que en esencia, son las siguientes:

a) No existirá reducción del 50% del importe de la multa.

b) Podremos realizar alegaciones.

c) El proceso terminará con la correspondiente resolución sancionadora.

d) La sanción computará como antecedente en el Registro de Conductores e Infractores.

¿Necesita ayuda con una multa de tráfico?

Ponemos a su disposición nuestra dilatada experiencia en materia de sanciones de tráfico
Facebook
Twitter
LinkedIn
Email
WhatsApp

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *